TARTA DE LECHE MERENGADA

Bueno, pues me decidí e hice la tarta de leche merengada un día cualquiera sin ningún motivo aparente, simplemente me apetecía porque la tenía muchas ganas.

A simple vista la cosa no quedó mal, aunque se me rompió un poco en el lado izquierdo al desmoldar





pero os confieso que tuve un problema, a saber:

Resulta que a mí siempre me da mucha pereza hacer la base de galletas trituradas y mezcladas con mantequilla. Pues bien, como tenía sobaos me pensé "dará lo mismo". Me dispuse a cortarlos por la mitad y a colocarlos muy ordenaditos en el fondo del molde desmontable. Hice toda la crema como manda la receta y la volqué en el molde. Al rato, ¡santo cielo!...los sobaos estaban cobrando vida y se asomaban peligrosamente por encima de la crema! Flotaban los muy....Ahí me estuve yo, empuja que te empuja pero aquello no tenía solución. Mi marido a todo esto partiéndose la caja y diciendo que eran submarinos.
Aquí en el corte, se aprecian los sobaos "entreverados" en medio de la crema



Para colmo de males, ese día estrenaba un molde que compre en Lidl hacía unos 15 días.Tenía un aspecto robusto y sólido. Pues de eso nada, que me lo vendieron con fuga justo en la bisagra que se abre para desmoldar y por lo tanto aquello empezó ha hacer aguas. No perdió mucho, pero es un faena tener un molde con fuga.

La tarta de sabor estaba muy rica, la verdad, porque al final los sobaos se empaparon de la crema y estaban muy suavecitos.Pero ahora me da la risa cuando pienso en el susto que me metí cuando vi lo sobaos flotando, por eso digo que es una versión chistosa de la tan famosa tarta.

Colorín colorado esta tonta aventura se ha acabado!

Moraleja: No useis sobaos como base para la tarta de leche merengada. Si la receta dice que con galletas trituradas y con mantequilla, por algo será.


La receta esta sacada del foro de mundo recetas



Ingredientes

  • 200gr. Galletas trituradas
  • 50 gr mantequilla
  • 500 gr nata de montar
  • 5 claras de huevo
  • 5 hojas de gelatina o un sobre
  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • 200 ml. leche
  • 1 rama de canela
  • Ralladura de un limón
  • Canela molida


Hacemos la base, trituramos las galletas, añadimos la mantequilla fundida y mezclamos bien.

Esta mezcla la ponemos en un molde desmontable, apretando bien con los nudillos, y reservamos en nevera o congelador....

Si utilizamos gelatina en láminas, tenemos que hidratarla en un recipiente con agua fría.
Si utilizamos sobre la podemos añadir directamente sin hidratar.
En un cazo a fuego mínimo, calentamos la leche normal, con la cáscara de un limón y la ramita de canela.
Cuando haya estado un ratito, aumentamos el fuego hasta que hierva y apagamos.

Seguidamente colamos la leche y pasamos a un bol, y añadimos la gelatina y disolvemos bien removiendo.

Una vez diluida la gelatina, añadimos la leche condensada, removemos bien, y dejamos enfriar.

Ahora montamos la nata y con mucho cuidado la añadimos a la mezcla anterior.


Mientras montamos las claras a punto de nieve

Y con mucho cuidado las mezclamos con las leches que habremos dejado enfriar. La forma de mezclar las claras siempre es con movimientos envolventes de abajo a arriba.

Vertemos toda la mezcla en el molde que sacaremos del congelador o nevera

Dejaremos reposar en la nevera un mínimo de 6h, y si es de un día para otro mejor.

Antes de desmoldar la decoramos con canela molida.