Judias con salero



Y las digo con salero, porque un día aburrida de ponerlas siempre igual...osea cocidas con patatas y después aliñándolas con aceite y vinagre, se me ocurrió (tenía más tiempo) alegrarles un poco la vida a las sanas, pero sosas, judías verdes.


Cogí una cazuela y abrí el frigorífico. "Vamos a ver que tenemos por aquí"-me pensé. Atrapé una cebolla que estaba tranquilamente en su tarro, secuestré un puerro que parecía estar aburrido y se me abrieron los ojos cuando ví un envase de jamoncito en tacos.


"Vamos todos...a trabajar"- les dije- que hay que alegrar a esas judías verdes!


Corté la cebolla y el puerro en trocitos pequeños y a la cazuela. Eché aceite, que si no se quema. Así un ratito hasta que estuvo pochado todo. Entonces agregué el jamón, una pastilla de caldo vegetal y como aquello estaba muy pálido de color (no me gustan las salsas pálidas), agregué una pizca de pimentón rojo de la Vera (que rico!). Luego añadí un poco de agua y a cocer un ratito para que se integraran todos los sabores.


A parte, en la olla expres, cocí las alubias con sus patatitas. Esperé a que se enfriara para abrirla y escurrí. Las añadí a la salsa, moví y...ya tenía unas judias verdes con patatas diferentes a las de todos los días!


Ahora faltaba el juicio sumarísimo de la tropa! Les gustaría?


Pues sí...les gustó y resulta que ahora ya no las puedo hacer de otra manera!



Si has llegado a esta parte, habrás deducido los ingredientes, pero te los resumo:


  • 400 gr de judías verdes
  • 150 gr de patatas
  • Cebolla (la que quieras)
  • 1 o 2 puerros (depende del tamaño)
  • 1 pastilla de caldo vegetal
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 paquete de tacos de jamón
  • Sal
  • Aceite
Y mucho cariño...que es como salen las cosas ricas...ricas...ricas