BRAZO DE GITANO

Como todos los brazos de gitano, tiene su laboriosidad, pero merece la pena porque siempre queda muy vistoso...se puede adornar de muchas maneras y rellenar igualmente con lo que más te apetezca.

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO BASE
  1. 3 Huevos
  2. 100 gr de azúcar
  3. 100 gr de harina


AHORA VIENE LO MÁS LABORIOSO
  1. Separamos las yemas de las claras.
  2. Las yemas las mezclamos con el azúcar hasta que blanqueen. Yo desde que tengo la amasadora, este trabajo resulta más llevadero. Si no la tienes, hay que hacerlo a brazo y resulta cansado.
  3. Añadir la harina tamizada. Se quedará una masa bastante compacta.
  4. Montar las claras a punto de nieve. Con la amasadora bien...con el brazo, terminas con el brazo un poco duro.
  5. Incorporar las claras a la mezcla anterior. Esto si que es una aventura, pues la masa ha quedado compacta y cuesta un buen rato incorporarlas. Además, ya estás cansada de todo lo anterior...el brazo se te queda más duro aún y las fuerzas te fallan. Ahora es cuando piensas "quien me mandaría a mí meterme en estos berenjenales"
  6. Bueno...lo has conseguido...ya está todo mezcladito y parece que no han quedado grumos. Yupiii!
  7. Precalientas el horno a 180ºC y preparas una bandeja de horno forrada con papel vegetal o un silpat. Viertes la masa sobre ella y lo metes al horno durante unos 10 minutos. Pruebas a ver si está pinchando con una aguja.
  8. Prepara mientras tanto, un paño ligeramente humedecido y tenlo extendido encima de la mesa.
  9. Saca el bizcocho del horno e inmediatamente ponlo sobre el paño. Enrolla sin perder tiempo mientras está caliente. Si se te enfría se te romperá. No tengas miedo que como el paño está húmedo, no quema.
  10. Déjalo enfriar envuelto en el paño. Así queda con la forma y además coge humedad del paño y queda mas jugoso.

Una vez templado, lo desenrollas y lo rellenas de lo que más te guste: nata, crema pastelera, chocolate, dulce de leche....

Este que os muestro aquí, lleva de relleno, nata y melocotón en almíbar en trocitos.

El adorno exterior es chocolate negro, chocolate blanco, virutas de chocolate y nata.



Lo que se ve por detrás es una rejilla que hice como experimento. Lo hice con el mismo chocolate colocado encima de papel de aluminio. Lo metí al congelador y lo saqué un poco antes de servir. Se quedó un poco blandurrio al descongelarse, pero se lo comieron igualmente.

La foto del corte es un poco penosa porque la tuve que hacer corriendo y con los invitados riéndose de mí porque no entendían porque le hacía fotos. A ellos se lo voy a contar! Entonces habría risas para todo lo que queda de año!


Aunque da un poco de trabajo, todo eso se te olvida cuando lo sacas a la mesa y la gente te dice " ¿Eso lo has hecho tú?" Pues sí...con estas manitas! -contestas-y entonces...
TE SIENTES FELIZ!!!

1 comentario:

Mar vidal dijo...

Eres una máquina!!!!.Que pasada de brazo de gitano. Si me atrevo te lo copio. Un besazo.